¿Quién puede pensar que alguien puede callarse?

martes, 17 de abril de 2007

HOTEL CASTELAR.

Me han contado que el Hotel Castelar, sobre Av de Mayo, fué el reducto gay de algunos años donde no había otros reductos donde hacer algo. Ahora, después de la aparición de "spa" como Buenos Aires Full o Tom´s, el spa del hotel se ha reformulado y ofrece servicios solo de sauna y masajes. Es decir que han dejado de lado el negocio gay. Ahora bien... son muchos los amantes del falo que asisten solo para ver y ser mirados, mucho puto viejo. Me acercaron algunas fotitos que si me animo en estos dias publicaré. Juro.